La publicidad inclusiva vino para quedarse

Que una marca muestre la realidad de la sociedad a través de su publicidad, acompañado de honestidad y responsabilidad social es algo muy valorado por los clientes hoy en día. Cada vez se hace más fuerte el sentido de inclusión y diversidad entre los grupos de interés, provocando que la gente ya no se conforme con el marketing de siempre donde se muestra a la mujer con el cuerpo perfecto, a una familia tradicional, o a modelos exclusivamente de tonos de piel claros.

¿Qué significa ser inclusivo en la publicidad?

Ser inclusivo significa tomar en cuenta a personas o grupos que suelen ser excluidos, minoritarios, e incluso que llegan a sufrir de racismo o inequidad. En la publicidad se aplica la inclusión en campañas que incorporan ideologías y valores que promueven la igualdad y actitudes positivas en la sociedad. 

Por otro lado, la publicidad excluyente (no inclusiva) es la que discrimina de alguna manera algunas condiciones humanas, económicas, étnicas o de género. Siempre ha existido esta publicidad y ha sido criticada. Sin embargo, actualmente es aún más reprendida por la conciencia que ha adquirido nuestra sociedad sobre el respeto y la equidad. De hecho, en ocasiones no será extraño que te encuentres con quejas hacía posts publicitarios de algunas marcas que siguen apegadas a ese tipo de publicidad.

Sabemos que hablar sobre diversidad e inclusión en campañas publicitarias es difícil, pero necesario. Usar el marketing de tu empresa y su posición para dar voz a los problemas de inclusión en la sociedad pueden tener un impacto positivo. Tanto para la sociedad como para tus clientes potenciales y la imagen de tu marca. Y para comenzar a usar este tema en tus campañas, será necesario que la filosofía corporativa de tu marca sea coherente y aplicada a la responsabilidad social. 

¿Estás dispuesto a tomar un pequeño riesgo?

Algo importante a tomar en cuenta es el otro lado de la moneda. Donde un porcentaje de los clientes y usuarios se verán molestos ante el uso de campañas publicitarias incluyentes. Un ejemplo es el caso de Doritos con el lanzamiento de su producto y campaña #DORITOSrainbow donde hacen referencia al apoyo de la diversidad:

La publicidad inclusiva vino para quedarse

Sin embargo, a pesar de que están conscientes de que habrá a quien le disguste, muchas marcas siguen optando por la publicidad inclusiva, la cual ha marcado una nueva realidad en el mundo del marketing, pues ésta llegó para quedarse.

Para aquellos que quieren comenzar a ser inclusivos en sus campañas y en sus empresas, les compartimos algunos consejos:

  • Sé consciente con los demás. Todos tienen diferentes perspectivas.
  • Recuerda que una gran idea puede venir de cualquier miembro de tu equipo.
  • Crea un espacio seguro donde se valoren y tomen en cuenta todas las contribuciones. 
  • Acércate a tu equipo y hazles preguntas directas para hacerles sentir que sus opiniones valen.
  • Sé también incluyente a la hora de contratar personal y promueve un ambiente de equidad e igualdad.
  • Infórmate sobre lo que pasa en el mundo respecto a la inclusión siempre que puedas, puede servir de ayuda para tus próximas campañas. 

Si buscas ayuda para crear campañas de publicidad inclusivas,